¿Puede un gerente ser un Coach de algún modo?

Uno de los fundadores del Coaching moderno, Sir John Withmore, quién lamentablemente se nos adelantó en el camino en abril del 2017, ante la pregunta ¿puede un gerente ser un coach de algún modo? nos brinda la siguiente respuesta:

John Whitmore

“Sí, pero la tarea de coaching exige las más altas cualidades de ese gerente: empatía, integridad y desinterés, así como una disposición, en la mayoría de los casos, a adoptar un enfoque completamente diferente con su personal. También tendrá que encontrar su propio estilo o modalidad.”

En su respuesta, Whitmore nos da pistas a través de los que llama las más altas cualidades, de tres características fundamentales para la práctica del Coaching desde el liderazgo, en este caso, de un gerente, es decir, de una persona que tiene a cargo a otras, para el logro de resultados dentro de una organización; estas son:

  • Empatía
  • Integridad
  • Desinterés

La empatía sin duda es un punto clave para lograr “hacer clic”, es decir, para que pueda existir una conexión que permita un canal de comunicación claro y abierto entre dos personas, a partir de la acción consciente, en este caso del coach o líder, de sincronizar de forma armónica con el otro, que facilite el entendimiento mutuo, reconociendo la validez de la perspectiva del otro.

La integridad requiere no sólo de palabras, sino de predicar con el ejemplo, mostrando de manera cotidiana la congruencia entre lo que se piensa, lo que se dice y las acciones en consecuencia, bajo un sistema de valores que orienten la conducta en el diario devenir del líder con sus colaboradores; un actuar ético constante y que se haga presente en todo momento.

El desinterés, entendido como la autenticidad de las palabras y las acciones, en búsqueda de los objetivos comunes, en lugar de la agenda personal, de buscar con sinceridad el progreso y desarrollo del otro, con el pleno convencimiento de que los avances y logros serán del otro, y no del líder (o coach).

Estas cualidades pueden ser desarrolladas, ya sea a partir de un entrenamiento o formación específica, o bien, a través de un proceso de coaching que tenga como objetivo lograr un nuevo estilo de liderazgo basado en el aprendizaje de estas habilidades necesarias para generar una nueva forma de relacionarse y accionar a los colaboradores.

La inclusión de la perspectiva del Coaching en la gerencia ha sido sin duda un éxito ante los tiempos actuales, en dónde la única constante es el cambio, y se requiere de acelerar el desarrollo y aprendizaje de nuevas habilidades en los colaboradores, manteniendo una fluida comunicación y una gestión de la responsabilidad y el compromiso de los colaboradores.

Así también, cada persona tiene sus propias fortalezas y talentos, desde los cuáles debe construir ese estilo de liderazgo que afiance su auto estima para empezar por liderarse a si mismo, para después poder desarrollar de mejor forma su liderazgo en su área de influencia.

 

Antonio Simancas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s