El movimiento se demuestra andando

Todo gran logro nació de una idea, de un sueño, de un sentimiento, de alguna fuente de inspiración, y lo que es determinante es la motivación para entrar y mantenerse en acción, de otro modo sólo será una ilusión de lo que pudo ser.

 

Es probable que el primer “movimiento” organizado que yo haya conocido fuera el Movimiento Scout, allá en mis años de adolescente, y sólo años después comprendí porque se le llamaba movimiento a esa organización, creadora, entre otras muchas cosas, del método “aprender – haciendo”; en dónde se plantea desde el hace más de un siglo, la posibilidad de desarrollar personas íntegras a partir de inculcar valores, a través de las diversas actividades, que semanalmente realizan.

 

Y es que no se requiere de muchas teorías y explicaciones, menos cuando tu edad oscila entre los 11 y los 17 años, para entender principios elementales de vida, sino a través de la práctica y la experiencia de actividades que te hagan sentir de que se tratan, es quizás la base de su método: hacer (para aprender).

En el Coaching, a partir de la aplicación de las 11 competencias de la ICF, está claro que un factor clave es pasar a la acción, planificada, premeditada, y con un mayor nivel de conciencia, que permita al cliente aprender de si mismo, para enfocarse en el logro de esos sueños, ideas o deseos, paso a paso, para poder hacer que las cosas sucedan.

De otra forma, sin la acción, la conversación entre un cliente y su Coach, no pasaría de ser una charla de café, que si bien puede ser de ayuda en la reflexión o la toma de conciencia, sus efectos serán efímeros si no se apoya en la puesta en práctica, de tomar la decisión para vencer la inercia, lo cuál, siempre requiere de una dosis de energía importante para tener la fuerza motora, el impulso, que te permita empezar a hacer lo que definas como necesario para avanzar en ese camino hacia la verdadera meta.

El acompañamiento de un Coach lleva necesariamente a promover las acciones que permitan al Cliente generar, entre otras cosas, confianza en si mismo para que pueda fortalecer sus convicciones para dedicar energía, tiempo y los recursos necesarios para conseguir lo que se proponga.

¿Y tú que te vas a proponer hacer para lograr lo que quieres?

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.