El Coaching profesional tiene diferentes ámbitos de aplicación, y uno de ellos está en la Administración Pública, en la noble tarea de ejercer el poder público para generar el bien común, el desarrollo de la sociedad, el bienestar de las personas, en lo que toca al interés de todos, conocido como la Agenda Pública, en dónde el Gobierno tiene la tarea de liderar los esfuerzos para lograr resultados positivos, con base al marco normativo, la gestión de los recursos disponibles y resolver los conflictos u obstáculos que puedan limitar las acciones de Gobierno, entre otros desafíos.

Enfrentamos tiempos en dónde se requiere de hacer las cosas de formas distintas para lograr un nivel de resultados que impacte de mejor forma en la población, imposible buscar repetir viejas recetas o continuar con inercias que no han demostrado su eficacia ya no digamos eficiencia, así también, conservar y mejorar aquellos aspectos, acciones o programas que si han funcionado y han logrado tener efectos positivos en la población objetivo.

Contar con un Coach, ya sea de manera individual para el Servidor Público, o para un equipo o institución, ayuda a generar nuevos horizontes, opciones que permitan capitalizar las capacidades y talentos, a planificar de manera más óptima los recursos disponibles para maximizar los resultados a alcanzar, en los distintos ámbitos y responsabilidades que tiene una encomienda pública, y sobre todo si se piensa en el desarrollo de una carrera política.

Lograr integrar las diversas dimensiones que conlleva el ejercicio de Gobierno, para impactar positivamente en la ciudadanía, en el equipo de trabajo (servidores públicos), así como en la propia Institución es un gran desafío que puede diseñarse, a través de un plan de acción, estableciendo estrategias, y liberando el potencial personal para ir más allá de las expectativas.

Más aún, en un contexto que requiere de una adecuada combinación de resultados a corto plazo, y de políticas públicas que requieren desarrollarse en un mediano y largo plazo, el acompañamiento de un Coach de Gobierno puede ser la diferencia para gestionar de la mejor forma posible este dilema de la concurrencia de múltiples necesidades hacia una sola fuente de soluciones: tu responsabilidad como Servidor Público.

Si sientes que estás ante uno de los grandes retos de tu vida que puede ser de trascendencia para ti, para tu institución pública y para la ciudadanía, considera al Coaching, y aprovecha las ventajas que te puede brindar un Coach Profesional, en particular un Coach de Gobierno.