El Programa de Formación de CREANTUM está basado en el desarrollo de las once competencias de la International Coach Federation (ICF) pues en adición al reconocimiento a nivel internacional, con más de 20 mil Coaches en todo el mundo, la práctica del Coaching Profesional nos ha demostrado la validez, la vigencia y en especial, los resultados que se pueden lograr mediante la aplicación de las competencias de la ICF.

Las 11 competencias

  1. Cumplimiento de los lineamientos éticos y los estándares profesionales – Entender la ética y los estándares del coaching y poseer las habilidades para aplicarlos apropiadamente en todas las situaciones de coaching;
  2. Establecer el acuerdo de coaching – La habilidad de comprender lo que se requiere en una interacción específica de coaching y llegar a acuerdos con el futuro cliente sobre el proceso de coaching y la relación a establecer;
  3. Establecer confianza y cercanía con el cliente – La habilidad para crear un ambiente seguro y de apoyo que produzca permanente respeto y confianza mutua;
  4. Presencia del coach – La habilidad de estar totalmente consciente y crear una relación espontánea con el cliente, empleando un estilo abierto, flexible y confiable;
  5. Escucha activa – La habilidad de enfocarse por completo en lo que el cliente está diciendo y no está diciendo, para comprender el significado de lo que se dice en el contexto de los deseos del cliente, y apoyar la auto expresión del cliente;
  6. Preguntas Poderosas – La habilidad para hacer preguntas que revelen la información necesaria para un beneficio máximo en la relación de coaching y para el cliente;
  7. Comunicación Directa – La habilidad de comunicarse efectivamente durante las sesiones de coaching y utilizar un lenguaje que tenga un gran impacto positivo en el cliente;
  8. Creación de conciencia – La habilidad para integrar y evaluar con precisión múltiples fuentes de información y hacer interpretaciones que ayuden a que el cliente caiga en cuenta y de esta manera logre los resultados esperados;
  9. Diseño de Acciones – La habilidad para crear con el cliente las oportunidades de aprendizaje continuo, durante el coaching en situaciones en el trabajo o de la vida diaria y al tomar nuevas acciones las que llevarán de la manera más efectiva posible a los resultados acordados para el coaching;
  10. Planifica y establece las metas – la habilidad para desarrollar y mantener un plan de coaching efectivo con el cliente;
  11. Gestionar el progreso y la responsabilidad personal – la habilidad para mantener la atención en lo que es importante para el cliente, y dejar la responsabilidad en el cliente para actuar.

Solicita información de nuestro Programa de Formación a través del siguiente formato.

Anuncios