En general cualquier habilidad se puede desarrollar, y si hablamos de la disciplina del Coaching moderno, que es de lo más humano que hay, se trata de desarrollar habilidades de nuestra propia naturaleza, a pesar de que en los últimos siglos se han dejado de lado, generando diversos problemas de comunicación y entendimiento entre las personas con su propio ser.

Un Coach debe desarrollar competencias profesionales, y en el caso de nuestro Programa de Formación, se trata de las 11 competencias de la International Coach Federation (ICF), que permiten ejercer de manera profesional el Coaching, combinando los diversos aspectos humanos que conlleva esta práctica, al que se le ha denominado “el arte y la ciencia del Coaching”.

Para el ejercicio profesional de las competencias, sean las de la ICF o en otro ámbitos, inciden cuatro factores relevantes:

  • Saber
  • Saber hacer
  • Querer hacer
  • Poder hacer

La combinación de estos cuatro elementos, sustentan la ejecución de una competencia, así pues el saber implica los conocimientos que se requieren en la materia, el saber hacer nos lleva a las habilidades para poner en práctica los conocimientos, mientras que el querer hacer representa nuestras actitudes hacia las situaciones y el poder hacer refleja nuestras aptitudes.

Cualquier elemento que llegara a faltar, ocasionará que no se logre el objetivo, pues si no se tiene el conocimiento no habrá sustento y el efecto podrá ser efímero o ilusorio; si no se tiene la habilidad, no se puede pasar a la acción o bien puede tenerse un alcance parcial o incompleto; si no se tiene la actitud correcta se puede perder el foco o desviar el camino, o si no se tiene la aptitud para lograrlo, el resultado podrá ser distinto a lo esperado.

En otras palabras, la combinación de conocimientos, habilidades, actitudes y aptitudes, será lo que nos permita alcanzar el ejercicio profesional del Coaching, en torno a las competencias que se han determinado como necesarias para ser un Coach por la ICF y nuestro Programa de Formación, busca impulsar estos cuatro elementos para desarrollar el potencial de los Coaches en la práctica de las competencias profesionales del Coaching.

Solicita información adiciona a través del siguiente formato.

Anuncios