En los últimos siglos, la cultura occidental ha fomentado como base del desarrollo sólo lo tangible, que puede ser mejor procesado por la racionalidad del ser humano, dejando casi en el olvido la espiritualidad, con lo que pareciera no haber cabida para lo intangible, que sin embargo es parte de la esencia de cada persona.

El Coaching, en su concepción moderna, impulsada por el recién desaparecido John Withmore y su colega Timothy Gallwey, así como por otros pensadores, filósofos, y hombres de acción, más pragmáticos, como nuestro querido Julio Olalla, buscan contribuir a dar sentido a esa naturaleza interior que subyace en cada pensamiento o acción observable en el mundo exterior, que sin embargo existe y que cuando no está armonizada puede constituir el principal desafío para que un ser humano pueda conectar con su razón de ser y hacer.

 

 


y

El Coaching abre posibilidades, ya que permite conectar el mundo exterior con el interior de una persona, en función de su modelo de aprendizaje, tanto de lo externo como de sí misma.

Este descubrimiento, que puede ser paulatino o repentino, sin duda puede empoderar a una persona para llevar a lograr resultados más allá de lo habitual.

Todas las personas tienen un potencial mayor en su interior, que para que salga a la luz requiere de una gran energía; a veces se puede derivar de situaciones extremas, como sobrevivir a una catástrofe, o sufrir una experiencia traumática, y como reacción (que de acuerdo a Newton tiene la misma intensidad en fuerza que la acción que la genera) la persona se sobrepone elevándose por encima de su habitual manera de proceder.

Si usted siente que puede ser una mejor persona, lograr resultados que hasta ahora le han parecido imposibles, o hacer un cambio notable (transformación) de su forma de ser o hacer, no necesita pasar por una catástrofe o accidente, puede usted acudir a un Coach y a través de un proceso de Coaching, trabajar en un cambio trascendental y definitivo que le permita encontrar el camino hacia un mejor destino, preferentemente hacia en donde verdad quiere ir.

Lograr un cambio o transformación de esta envergadura requerirá de toda su energía y compromiso, así como la responsabilidad de tomar en sus manos las riendas de su vida, para conducir sus pasos hacia esa meta que en verdad quiere lograr, sea en un ámbito personal, profesional, laboral, de su comunidad, equipo o grupo social.

¿Será este el momento correcto? A mí me parece, que sin importar su edad, es tiempo de Coaching…

¿Necesito un Coach?

¿Estoy listo para un proceso de Coaching?

¿Cómo elegir un Coach?

 

Anuncios