Cuando una persona me dice que está buscando un Coach o que ha decidido contratar un Coach, lo primero que hago es felicitarla por tomar la opción del Coaching para hacerse responsable de conducirse por un mejor camino hacia a un lugar que en verdad le sea satisfactorio.

Y cuándo me piden que les recomiende un Coach, por lo general suelo recomendarles a dos o tres Coaches más, ya que es muy importante elegir de entre varias opciones, para maximizar las posibilidades de un proceso exitoso para el cliente que ya ha decidido transitar por este mundo de posibilidades del Coaching.

Así que aquí les compartimos algunas recomendaciones para elegir a un Coach:

  1. Buscar al menos 3 candidatos, que sean miembros de la International Coach Federation (ICF) ya que eso garantiza el apego del Coach que elijas a las 11 competencias que promueve y obliga el Código de Ética de esta prestigiosa organización, que por cierto agrupa a la mayor cantidad de Coaches en el mundo.
  2. Trata de tener, además de la información (CV, semblanza, experiencia, LinkedIn o similar), una breve charla con tu posible Coach, para ver que tal resulta la conversación, es importante que sientas empatía y algún nivel de conexión.
  3. En la charla pregunta los aspectos que consideres relevantes para tomar tu decisión, además de la “conexión” que puedas lograr, como por ejemplo: el tipo de sesiones (presencial o por teléfono o Internet), la duración de cada sesión, los días y horarios que tiene disponibles, las tarifas por sesión y por todo el proceso.
  4. Pídele a cada candidato que te describa como será todo el proceso de Coaching para que puedas darte una idea de lo que implicará para ti en dedicación de tiempo tanto a las sesiones como a las acciones que te vayas comprometiendo a realizar; si es posible que te muestre el “acuerdo de Coaching” o alianza, que a semejanza de un contrato, establece los compromisos de ambas partes para desarrollar el proceso.
  5.  Después de charlar con los 3 candidatos (o candidatas) habrá algún Coach que consideres más apropiado, confía en tu intuición, y mis mejores deseos para que logres con tu proceso de Coaching una transformación de trascendencia para ti.